Logotipo de Sisa-brazing

consejos

Aleaciones de Plata

Debido a sus características técnicas, las aleaciones de Plata se utilizan en todas las aplicaciones industriales que precisen de unionesde alta resistencia entre distintos metales. Estas aleaciones son aptas para todos los metales habituales, exceptuando al Aluminio y sus aleaciones.

Por su composición, las aleaciones de Plata con Cadmio aseguran:

Uniones fuertes a baja temperatura
ahorro de energía y tiempo
Reducción del coste de las soldaduras, reduciendo la cantidad del metal de aportación
ahorro de energía, coste y tiempo
Aumento de la productividad, soldaduras limpias, estéticamente perfectas y fuertes
ahorro de coste y tiempo

Al ser un metal noble, la Plata asegura:

Excelente fluidez con baja tensión superficial...
garantiza la total penetración del metal en los espacios entre los elementos metálicos que deben unirse. Soldaduras fuertes y seguras.
Resistencia a la corrosión muy alta...
garantiza una defensa eficaz contra el ataque de agentes ambientales, asegurando soldaduras duraderas.
Resistencia mecánica muy alta...
garantiza una total elasticidad de las soldaduras sometidas a esfuerzos de torsión, tracción y alargamento.

Todas nuestras aleaciones desde el 30% de contenido de Plata (referencias desde la 930 a la 4950) son aptas para todas las soldaduras fuertes ("brazing") de altas prestaciones en la mayoría de los casos, ofreciendo un excelente compromiso entre las propiedades mecánicas y de fluidez. Indicadas para soldaduras con pequeños intervalos de espacio y, por lo tanto, económicas en término de consumo.

Todas las aleaciones sin Silicio de la tabla pueden ser producidas, sobre pedido, con Silicio, para incrementar su fluidez. Todas las aleaciones con menos del 30% de Plata son apta para ser utilizadas con Cobre y aleaciones ferrosas (donde nunca se pueden utilizar aleaciones de Cobre-Fósforo), pero no se recomiendan para Latón u otros metales y aleaciones con base de Cobre y con un punto de fusión bajo como, por ejemplo, el bronce de cañón.

El coste relativamente bajo de las aleaciones de este grupo las hace especialmente interesantes, pero se debería tener en cuenta que las altas temperaturas de fusión que precisan convierten la soldadura con estas aleaciones en un proceso más complicado, que a menudo requiere la utilización de desoxidantes, cuyos residuos son difíciles de eliminar.

Siempre y cuando las temperaturas requeridas puedan ser alcanzadas rápidamente, sin sobrecalentamiento local y evitando zonas frías, estas aleaciones producen uniones de alta calidad.

La automatización del proceso de calentamiento es beneficiosa, al reproducir de forma constante al mismo modelo de calentamiento de las piezas. Nuestras aleaciones como la 407 han demostrado ser especialmente aptas para los procesos de soldadura fuerte automatizada. En soldadura manual, el uso de las aleaciones de este grupo se limita a procesos simples que requieren un flujo mínimo y no presentan especial dificultad para reproducir el modelo de distribución de calor, a fin de evitar la posible fusión de los metales que forman la unión.

Nuestra aleación 471 con su sencillo sistema ternario se modifica en ambas aleaciones añadiendo una pequeña cantidad de Silicio, el cual se ha comprobado experimentalmente que mejora la capilaridad y el acabado superficial de la junta, incluso cuando la distribución superficial del desoxidante es inadecuada. Habitualmente, estas aleaciones se utilizan cuando el diseño requiere una junta de unión ancha, que por razones estéticas, ha de ser lisa.

Una desventaja de la aleaciones con Silicio añadido es que, cuando se sueldan componentes ferrosos, se forma un anillo de hierro entre los metales. Esta característica no excluye totalmente su uso en la soldadura de metales con hierro, pero no se recomienda para soldaduras sometidas a grandes esfuerzos de impacto o de fatiga.

© SISA, Soldaduras Industriales, S.A. c/ Martí, 110-112 bajos - 08024 Barcelona | Email | Disclaimer